Meditación

“Toda la formación tiene un enfoque transpersonal, lo que conlleva por un lado una integración psicológica (personalidad/ego) y por el otro un trabajo que persigue una experiencia que va más allá de los límites del ego”. Habrá aspectos en los cursos que sentirás te resultan más fáciles de integrar y comprender y otros que apenas resuenen contigo o que incluso rechaces, en cualquier caso, te invito honestamente a que inicies los cursos con una actitud proactiva, abierta, comprometida y ante todo con mente de principiante, ya que nunca sabemos lo que nos depara el Universo y si queremos empezar una vida de cambio, tener límites y prejuicios sobre cosas que realmente no conocemos, sólonos puede traer estancamiento y permanencia, cuando lo que buscamos es cambio, evolución y crecimiento”.

RECOMENDACIÓN DEL ORDEN EN QUE REALIZAR LOS CURSOS → como digo es tan solo una recomendación y por tanto los cursos se podrán realizar por cualquier persona y en cualquier momento, si bien mi sincera recomendación es en primer lugar concertar una primera cita de toma de contacto (gratuita) en la que poder evaluar las necesidades e inquietudes del alumno y así poder decidir más acertadamente qué hacer y cómo hacerlo. Dicho esto, sería recomendable de forma general comenzar con el curso de educación emocional, y simultánea o posteriormente hacer el de meditación, para finalizar con el de Mindfulness.

CURSO DE MEDITACIÓN

El curso de meditación consiste en un proceso de 16 semanas, que es fundamentalmente práctico. La parte teórica consistirá en una introducción a unos conceptos básicos y sencillos de meditación, efectos positivos de su práctica sostenida y unas instrucciones sencillas de cómo meditar. Así mismo se facilitarán varios audios con distintas meditaciones guiadas, suponiendo esto un uno por ciento del total del curso. El resto consistirá en la experiencia personal de meditar. Para aprender a meditar, saber lo que es la meditación y poder transmitirla no hay más método que practicarla uno mismo de forma sostenida y ese es precisamente el objetivo principal del curso, facilitarte e introducirte en la dinámica diaria de meditar.

Se van a practicar semanalmente distintos tipos de meditación: transpersonal (o transcendental), activas de Osho (Dinámica y Kundalini) y meditaciones guiadas.

Cuando finalices el curso, no solo habrás aprendido a meditar, sino que habrás integrado la meditación en tu vida y te habrás trans-formado. Habrás obtenido grandes beneficios, tendrás una herramienta propia y única para tu crecimiento personal y espiritual y te habrás capacitado para poder transmitir la meditación a otras personas.

Se hará en grupos reducidos, con un mínimo de 4 y un máximo de 6 personas.

Cada semana se elegirán dos días para sesiones de una hora y media, cada día.

La vida vivida desde la conciencia ordinaria, desde la mente, nos hace estar sometidos a los vaivenes de nuestros pensamientos y emociones, anclados y apegados a ellos. Cuando vivimos pequeños y parciales triunfos nos sentimos eufóricos por un tiempo, pero pronto la vida se ocupa de enfrentarnos a la enfermedad, al abandono, a la muerte, a una pérdida material o simplemente a la propia vejez llevándonos a sentirnos confundidos, derrotados, frustrados, ansiosos, furiosos y tristes.

La práctica sostenida de la meditación, facilitará la construcción de un mundo interno más pleno y feliz. Donde a través de la atención y la consciencia testigo seremos capaces de tomar distancia y desapegarnos de nuestros pensamientos y emociones, posibilitando crear espacios entre el estímulo y la respuesta, pudiendo así tener más opciones de respuesta y no reaccionar ante éstos, posibilitando el cambio genuino y profundo, que sin una toma conciencia previa no sería posible.

Con la práctica de la meditación desarrollaremos la aptitud de dirigir voluntariamente la atención, facultad ésta de gran importancia, ya que la mente tiende a reproducir las cualidades de aquellos objetos que atiende. De hecho se puede afirmar que la mente está programada para aumentar y dar existencia a aquello que enfoca. Tanto es así que si ponemos nuestra atención en la rabia de una persona, tenderemos a sentirnos rabiosos, así como si atendemos a una sonrisa tenderemos a sentir distensión.

De hecho podemos decir que nos convertimos en aquello que miramos y alimentamos, es decir, en aquello en lo que ponemos nuestra atención, así que si con la  práctica de la meditación ponemos nuestra atención de forma voluntaria en estar atentos a nuestros pensamientos y emociones podremos llegar a canalizarlos.

Términos tan “cotidianos e indeseables” como son: ANSIEDAD, ESTRÉS, ADICCIÓN, MIEDO, DEPRESIÓN son tan solo síntomas de la desatención y la ignorancia.

La práctica de la meditación acelera el proceso evolutivo del ser humano, ya que favorece el autoconocimiento y un progresivo despertar, despertar que tiene mucho que ver con la íntima vivencia con la identidad esencial que somos y que se hace necesario para dejar de ser víctima de la eterna noria de subidas y bajadas emocionales. El ser humano dormido se identifica constantemente con la impermanencia del eterno péndulo en el que se encuentra la mente: pasado-futuro, placer-dolor, avidez-aversión, generando constantemente una oscilación entre el temor y el deseo. Solamente siendo capaz de observar esos contenidos mentales desde la Consciencia-Testigo podremos liberarnos de su atracción y ser verdaderamente libres.

Platón afirmó que el hombre en su estado de conciencia ordinaria en el que habitualmente vive es una situación de “ilusión y sueño” y lo explica con el conocido “Mito de la Caverna” que viene a decir que el hombre que vivía en la caverna había venido hablando y comunicándose con las sombras  que el fuego proyectaba sobre la pared, tomándolas por entidades reales. Es por ello que podemos decir que el hombre se relaciona con aquello que sus sentidos perciben y por tanto queda condicionado por sus propias proyecciones que confunde con realidades objetivas. Podríamos estar hablando del “despertar del sueño” que consistiría en salir de la caverna y por tanto de posicionarnos en un estado libre de condicionamientos mentales.

La práctica de la meditación nos facilitará trascender nuestros hábitos automáticos (interminables cadenas de asociación de ideas) y patrones condicionantes, en la medida que nos mostrará las verdaderas raíces de nuestras acciones, en muchos casos compulsivas e inevitables, permitiéndonos verlas con distancia y tiempo para poder elegir conscientemente qué hacer. Todos estas conductas responden a un patrón repetitivo fruto de que estamos condicionados por un conjunto de estímulos y respuestas de carácter automático probablemente consecuencia de vivir desconectados de nuestra propia mismidad, huyendo hacia adelante, con blindajes y evasiones que nos impiden alcanzar nuestra autenticidad interior.

  • Aumento notable de la serenidad y la sensibilidad
  • Aumento de la ecuanimidad, que neutraliza las reacciones, posibilitando acciones elegidas y voluntarias
  • Incremento de la capacidad de empatía hacia los demás
  • Lucidez mental
  • Disolución y drenaje de bloqueos emocionales inconscientes no resueltos. Se trata de material reprimido, que no puede aflorar a la consciencia y que suele expresarse a través de emociones destructivas como la ira, el miedo, la avidez, la aversión, el descentramiento, la ansiedad, las hostilidad, los celos, etc.
  • Disminuye el egocentrismo
  • Favorece la independencia
  • Reduce notablemente la ansiedad y el estrés
  • Aumenta la confianza y la autoestima
  • Mejora el rendimiento y aprovechamiento académico
  • Brinda oportunidades de autorrealización
  • Reducción de miedos y fobias
  • Reducción de la necesidad de consumir drogas y alcohol
  • Reduce la presión sanguínea
  • Disminuye el colesterol
  • Armoniza el ritmo cardiaco
  • Reduce el consumo de oxígeno, lo que supone cambios beneficiosos a nivel metabólico
  • Permite la distensión tensional, en la medida en que permite tomar consciencia de esas tensiones, a menudo relacionada directamente con estados psicológicos.
  • Se reducen los niveles de lactato y de la hormona cortisol que intervienen en la respuesta al estrés.
  • Las ondas cerebrales se vuelven más lentas y mejor sincronizadas, pasando a ondas “Alfa” en los primeros niveles y a “Theta” en los niveles más avanzados.
  • Los meditadores suele desarrollar e intensificar habilidades atribuidas al hemisferio derecho: intuición, creatividad, afectividad, globalidad…
  • Al reducir el nivel de excitación cortical, por lo que ganaremos además de en serenidad, en creatividad.

ACTITUDES A SEÑALAR A LA HORA DE AFRONTAR ESTE CURSO

PERSEVERANCIA

 “La perseverancia trae ventura”. La perseverancia es la virtud de continuar a pesar de. A pesar de las excusas de mi mente lógica, a pesar de las circunstancias que puedan sobrevenir, a pesar de los pesares. Y es esta actitud, junto con el esfuerzo y el abandono de la pereza,  que traerá los grandes logros de una vida evolutiva y dichosa.

Así que ten en cuenta que la vida no es lineal, de hecho, en términos biológicos, hablar de linealidad es hablar de muerte, y esto es extrapolable al ámbito psico-espiritual. Vendrán días en los que no todo salga bien, o como tú esperabas, días en los que sencillamente no tengas ganas, o que lo que hagas te resulte mediocre, y todo eso también estará bien y no por ello vas a abandonar, sino que vas a continuar, consciente de ello y quién sabe, quizás, al día siguiente, agradezcas tu constancia, al comprender para qué fue así, y en qué te habrá ayudado eso en tu progreso. Tú ACTITUD ANTE LA ADVERSIDAD, marcará la diferencia entre una vida dichosa, en términos de progreso y ventura y una vida de estancamiento y lamento.

COMPROMISO

Cuando hablamos de compromiso, estamos hablando del compromiso con uno mismo. Es un término muy vinculado con la perseverancia, ya que si estás comprometido contigo mismo perseverarás en no faltar a dicho compromiso, así como si eres perseverante lograrás mantener ese compromiso. Este compromiso, no es sinónimo de deuda, obligación o deber, es un Compromiso, con letras mayúsculas que nace desde la comprensión y el convencimiento profundo de que eso es lo que realmente quieres en tu vida. Por tanto su continuidad no será un motivo de estrés o sacrificio, sino que será un deleite para los sentidos.

 

Esto que tú eliges hacer desde la plena consciencia, no es una tarea, no son deberes, es un lujo que te vas a dar, un regalo, por tanto a partir de ahora, cuando te dispongas a realizar los ejercicios propuestos, cambia la afirmación: “voy a hacer las tareas”o“tengo deberes” y dí:“voy a darme el lujo”, “voy a disfrutar de hacer lo que realmente quiero hacer”, “voy a gozar de este momento”.

ENCUENTRA TU PUNTO ÓPTIMO

En relación con la perseverancia y el compromiso, podemos encontrarnos con el extremo opuesto a la pereza, la excusa y el abandono sistemático de todo aquello que me propongo a hacer y es el perfeccionismo, la autocrítica y AUTOEXIGENCIA excesiva, que en ocasiones va hacer que nos pongamos el listón tan alto, que prefiramos dejar de hacer algo, antes que hacerlo de forma “mediocre”.

“No dejes de hacer lo que debes por creer que podrías hacerlo mejor”.

En esta ocasión voy a citar a D. Miguel Ruiz, que en su libro “Los cuatro acuerdos” expone esta nota de forma sencilla y al tiempo magistral:

“Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos”.

“Si intentas esforzarte demasiado para hacer más de lo que puedes, gastarás más energía de la necesaria y al final tu rendimiento no será suficiente. Cuando te excedes, agotas tu cuerpo y vas contra ti y por consiguiente te resulta más difícil alcanzar tus objetivos. Por otro lado, si haces menos de lo que puedes hacer, te sometes a ti mismo a frustraciones, juicios, culpas y reproches”.

CREAMOS LO QUE CREEMOS

En este sentido, la mente suele estar convencida y limitada por creencias estrechas acerca de lo que es la realidad y lo que es o no posible, por eso este curso, te acerca de un lado a identificar éstas y de otro a la osadía pretenciosa de abrirnos a aquello que creemos no posible, pero que una parte de nosotros intuye que sílo es y de hecho así lo anhela. Si cada día repetimos un nuevo pensamiento éste se irá convirtiendo en creencia, ésta en acción, éste en hábito, éste en carácter y éste en destino.

ATRÉVETE a mojarte, no te quedes en la superficie de la mente lógica. Así como te atrevas y así como te comprometas con este trabajo, serán los resultados. Ni mejores, ni peores, sencillamente acordes con aquello que sentiste que estabas dispuesto a dar de ti.

HONESTIDAD EN TU INTIMIDAD

La honestidad, que gran palabra, y más aún lo es cuando la conciencia de lo que sucede en nuestro interior nos abre la posibilidad de ser honestos CON NOSOTROS MISMOS. Una vez que el propio transcurso de este proceso de educación de las emociones nos vaya permitiendo conocernos más a nosotros mismos, a ir tomando consciencia de nuestros pensamientos, creencias y otros mecanismos del ego, entrará en juego un asunto muy importante. En primer lugar reconocernos (identificar esos aspectos de mi personalidad que permanecían ocultos por la ceguera de la inconsciencia), y en segundo lugar aceptar lo que hay, sin juicios ni evasión y es en ese juego de aceptar lo visto donde entra en juego la honestidad, sin honestidad no hay posibilidades de sanación ni de cambio, sin honestidad tan solo nos estaremos engañando a nosotros mismos y estaremos bloqueandocualquier posibilidad de evolución y crecimiento.

Por eso es de vital importancia que uses tu “Diario del Psiconauta”, “Cuaderno de Bitácora” o como tú quieras llamarlo, para plasmar honestamente, con autenticidad, tus más íntimas revelaciones. Revelaciones que no tendrás que compartir con nadie que tú no quieras, ni siquiera con tu tutor del curso. Recomiendo que, si es necesario, lo guardes bajo llave. Escribir tiene un gran poder en cualquier proceso terapéutico, no lo desaproveches por el miedo a poner algo que pudiera disgustar a un tercero o a desvelar alguna intimidad que quieras seguir guardando. Al finalizar el proceso, si te apetece, podrás quemarlo, a modo de ritual, enviando todo su contenido al Universo.

Cuando tedispongas a realizar la lectura y las reflexiones conviene encontrar un lugar adecuado para tan noble e íntima tarea, quizás ritualizar ese espacio, ese lugar y ese momento te ayude a desconectar del afuera y a estar más en conexión con tu interior. Puedes encender una vela, o una varita de incienso o cualquier forma que te sirva para darte cuenta y sobre todo que se de cuenta tu subconsciente de estás en terreno de lo sagrado, es decir de lo íntimo, de tu interior, y el momento lo merece.

INTENCIÓN

En este caso el término intención lo tenemos que abordar desde una doble significación. Por un lado decir que de poco o nada servirá una muy buena intención si tan solo se queda en eso, en una intención, en un proyecto, en un plan, en un objetivo o propósito. La intención tiene que venir acompañada necesariamente de la ACCIÓN, de no ser así tendremos que aceptar como consecuencia causa, una vida de queja y victimismo.

Y de otro lado hemos de hablar de la Intención con mayúscula como aquella que está referida a lo más profundo de nuestro ser, cual es la finalidad última de las acciones que emprendemos. Si indagamos, llegaremos al AMOR. El Reiki afirma que es un 10% de técnica y un 90% Intención. Intención de cuidar, de ayudar, de comprender, en definitiva intención de Amar.

PERSEVERANCIA

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa” (Mahatma Gandhi).